Yoga

La palabra yoga (yugo, unión), tiene su raíz en el sánscrito yui, que significa unir, atar juntos; yoga se interpreta como el acto de unir, juntar.

El yoga es una ciencia, un arte sugestivo y profundo.

El yoga es una práctica muy antigua originado en la India y su contenido esencial, son una serie de disciplinas mentales y físicas que nos ayudan a mantenernos alertados, receptivos y saludables, cambiando nuestra forma de percibir el mundo que nos rodea y la forma en la que vivimos.

Sus técnicas eran ya conocidas y aplicadas en tiempos remotos; algunos estudiosos lo hacen remontar al año 3000 antes de Cristo y otros a 6000 años de nuestra era.
El yoga no puede considerarse como una religión; es una forma de educación personal entre maestro y discípulo. En el yoga no existe una creencia dogmática, tan solo se pide que uno tenga fe en el propio potencial que llevamos dentro. Todos internamente estamos hechos de cualidades y se trata de hacerlas aflorar mediante esta técnica personal.
La vida está llena de sufrimiento y por ello nuestra forma de vivir es errónea, por lo que el conocimiento de la Verdad puede anularlo, al propio tiempo que proporciona grandes beneficios al cuerpo y al espíritu de cuantos se dedican a su práctica con tenacidad y entrega.

La causa del sufrimiento humano es debida a la ignorancia sobre nuestro verdadero YO y al estar el alma ligada al mundo a través de nuestro cuerpo, solo se liberará cuando seamos conscientes de nuestra verdadera naturaleza. Conseguiremos esa liberación desarrollándonos espiritualmente, es decir evolucionando positivamente.
El yoga nos conduce a desarrollar nuestro potencial interno como seres humanos en primer término y posteriormente nos ayuda a proyectarnos hacia un despertar de nuestra conciencia espiritual.
El yoga es un camino agradable, que puede ser practicado por cualquier persona sin importar la edad, hacia el bienestar de mente, cuerpo y espíritu, estableciendo la relación entre mente y cuerpo para devolver el equilibrio a nuestro organismo.
El yoga es el camino idóneo para llegar a la autorrealización espiritual, a través de un buen funcionamiento de los elementos del cuerpo que nos proporcionan un equilibrio mental, físico y psicológico, permitiéndonos llegar a la comprensión de nuestra propia existencia.

Cómo actúa el yoga

Con el yoga conducimos nuestra energía adecuadamente por caminos constructivos, obteniendo la quietud mental, la calma, el bienestar y la felicidad. Nos ayuda a mantenernos en armonía con la naturaleza y a regular adecuadamente nuestra respiración, controlar nuestra mente y liberarnos de los objetos que nos producen deseo o apego.
También con su práctica podremos combatir las enfermedades que perturban
nuestro equilibrio físico y psíquico; nos pondrá en una disposición mental adecuada para el trabajo, a disipar nuestras dudas e indecisiones, a desarrollar nuestra sensibilidad, a desterrar la pereza y a desarrollar nuestro poder de concentración.

La vida actual es el fruto de una civilización dinámica y desenfrenada; el hombre occidental en cuanto se despierta, se levanta, toma el desayuno e inmediatamente se dirige a trabajar activamente entre el incesante ruido del ambiente de la ciudad y muchas veces del propio trabajo. En cuanto sale del trabajo se precipita a la calle abarrotada de gente y se pone estresado en medio de una jungla de vehículos de toda clase. Una vez en casa a la hora de la comida, mastica mal y de prisa. Esta vida perjudica en gran manera la salud, consume, mata lentamente y conduce a las neurosis, depresiones, angustias y trastornos psicológicos más alucinantes, y consecuentemente a las enfermedades físicas de toda índole.

Se puede indudablemente conseguir grandes beneficios con el yoga, especialmente porque el yoga requiere una serena, regular y rígida conducta de vida.
Se sabe por los estudios médicos, que las causas y las manifestaciones principales de la vejez ( a veces prematura) se deben en general por el encorvamiento y la deformación de la espina dorsal, el desgaste del corazón y el sistema circulatorio, la atrofia de las glándulas endocrinas, con la disminución consecuente de las defensas para anular o combatir a las enfermedades; y también, por otra parte, la degeneración de las células pulmonares.

¿Que obtengo con el Yoga?

* Técnicas para calmar el sistema nervioso.

* El conocimiento de la propia mente.

* Como convertirnos en nuestro mejor amigo.

* Combatir trastornos como , el dolor de cabeza, el insomnio, el stress o la depresión.

* Formas para acercarnos hacia un estado de mayor satisfacción y paz interior.

Namaste.