Para aminorar el dolor

Un beneficio directo y palpable es aliviar el dolor al llenar de energí­a la zona y por ende un efecto de relajación.

El ejercicio es de dos tiempos. Cada tiempo es de por lo menos 10 minutos.

Descripción:

    • Sentarse en el suelo en una posición cómoda
    • Cruzar la pierna izquierda
    • Flexionar la pierna derecha, por encima de la izquierda
    • Rodear la rodilla con las manos; una mano sobre la parte de enfrente y la otra en la parte interna de la flexión
    • Mantenga juntos los dedos de las manos
    • Focalizar la atención en la zona a tratar
    • Mantener la posición por 10 minutos

El segundo tiempo es realizar los pasos descritos, intercambiando las piernas